Carolina Holzapfel

 

Holzapfel nos introduce a través de su piano virtuoso con influencias evidentemente doctas, que sin tapujos se aventura hacia terrenos disonantes, en un mundo femenino abordado de manera honesta, cruda, a ratos con humor e irónica, que invita constantemente al otro a reconocerse en las letras con cierto asombro y una sonrisa.
Me voy palemania y Casa de cartón se torna más universal, abordando causas que competen a todos más allá del género.
El piano y la voz se amalgaman perfectamente al bajo de Pablo Contreras y la batería de Raúl Díaz.
El resultado: Pop dramatic Rock de mujer intensa



Comentarios cerrados.